mallorca es así también

Ya soy pensionista y sigo buscando caminos para expresarme, como durante toda mi vida. Ahora tengo una gran ventaja: más tiempo y más libertad. Lo mio es la naturaleza a la que tengo un tremendo respeto, este dónde este.
Desde hace cincuenta años soy Mallorquina venida de Alemania. En estos años he visto como hemos transformado esta isla tremendamente y sin piedad. Aun así sigue siendo una verdadera joya y quedan muchos sitios dónde la naturaleza aún está intacta.
Son estos sitios, tanto en la costa como en el interior de Mallorca, los que más me atraen. Con los años que disfruto de esta isla y su preciosa naturaleza, aún le encuentro algo nuevo cada día. A veces es un paisaje que me asombra, a veces una flor en el camino que me cautiva y muchas veces se trata de cositas diminutas, que me dicen lo mucho que aún me queda por ver.
Despues de empujoncitos que me dieron algunos amigos para que muestre mis fotografías, me atrevo a iniciar un blog. El objetivo es dar a conocer mis imagenes a las personas a quienes les apetezca.


lunes, 9 de febrero de 2009

LA PIEL DE MANDARINA




Me gustan las mandarinas. No solamente por su sabor sino también me gusta su color y el olor.
Estaba pelando una que le venia un poco grande su piel y salio este tronquito pegado y de pie.
Este detalle era como un regalito de la fruta y os lo presento en la entrada de hoy.

8 comentarios:

tartésico dijo...

Hola Erna, que fotos más originales.
Que maravillosa cualidad la de hacer arte con las cosas más insignificantes.

consuelo dijo...

Bonitas imágenes,en especial la prmera.
Saludos!

Mían dijo...

Es curioso... sin haber visto tu entrada, con estas imagenes q me encantan!!!! Hoy también puse una yo de fruta... en este caso el limón...
Cítricos fotografiados...

besos...

Juan Pérez Escribano dijo...

eres única!

frikosal dijo...

No se me había ocurrido verlas por el lado de dentro de la piel, muy original !

Erna Ehlert dijo...

Juan,
Me da vergüenza que digas eso.
Eso son los resultados de mis ganas de jugar.
Además mi abuela siempre decía: menos mal que hay solamente una como tú porque más seria insoportable.
Y no te cuento todo los adjetivos que me han puesto durante mi vida.

Karmen dijo...

¡¡Bonito descubrimiento, Erna!! Normalmente pasaría desapercibido, como casi siempre pasa con todos los detalles que ocurren en el interior. Qué bien que tú supieras 'verlo' para enseñarlo aquí...

Te mando un abrazo.

PD: a mí también me chiflan las mandarinas :)

treehugger dijo...

Nunca me lavo las manos después de comer una mandarina.