mallorca es así también

Ya soy pensionista y sigo buscando caminos para expresarme, como durante toda mi vida. Ahora tengo una gran ventaja: más tiempo y más libertad. Lo mio es la naturaleza a la que tengo un tremendo respeto, este dónde este.
Desde hace cincuenta años soy Mallorquina venida de Alemania. En estos años he visto como hemos transformado esta isla tremendamente y sin piedad. Aun así sigue siendo una verdadera joya y quedan muchos sitios dónde la naturaleza aún está intacta.
Son estos sitios, tanto en la costa como en el interior de Mallorca, los que más me atraen. Con los años que disfruto de esta isla y su preciosa naturaleza, aún le encuentro algo nuevo cada día. A veces es un paisaje que me asombra, a veces una flor en el camino que me cautiva y muchas veces se trata de cositas diminutas, que me dicen lo mucho que aún me queda por ver.
Despues de empujoncitos que me dieron algunos amigos para que muestre mis fotografías, me atrevo a iniciar un blog. El objetivo es dar a conocer mis imagenes a las personas a quienes les apetezca.


viernes, 20 de agosto de 2010

CIEN.....PIÉS - ?


A veces me salen bichos de estos cuando riego las macetas.
Me parece una especie “ciempiés”.

Le falta mucho para llegar a cien…

miércoles, 18 de agosto de 2010

C A B A L L I T O S





Ya hace bastantes años que pinté caballitos en unas cuantas camisetas destinadas a la familia.
Quise “guardar” a estos mediante las fotos, ya que la camiseta que los lleva se esta estropeando ya.

martes, 17 de agosto de 2010

FLOR ADENTRO






Las flores pintan bien sus entradas.
Tienen que atraer insectos polinizadores.
Más de una vez hay una arañita al acecho en su interior.

lunes, 16 de agosto de 2010

DE LOS MAS PEQUEÑOS




Los bichitos pequeños me causan una admiración muy grande hacia la naturaleza.
Descubrí el grillito de matorral (¿’?) en la albahaca cuando iba a fotografiar las capsulas de semillas de esta.
Me parecía un motivo mas emocionante que la planta seca.
Además el animalito era tan gracioso cuando se agachaba plegando sus “antenas” para saltar cuando se dio cuenta de mi presencia.