mallorca es así también

Ya soy pensionista y sigo buscando caminos para expresarme, como durante toda mi vida. Ahora tengo una gran ventaja: más tiempo y más libertad. Lo mio es la naturaleza a la que tengo un tremendo respeto, este dónde este.
Desde hace cincuenta años soy Mallorquina venida de Alemania. En estos años he visto como hemos transformado esta isla tremendamente y sin piedad. Aun así sigue siendo una verdadera joya y quedan muchos sitios dónde la naturaleza aún está intacta.
Son estos sitios, tanto en la costa como en el interior de Mallorca, los que más me atraen. Con los años que disfruto de esta isla y su preciosa naturaleza, aún le encuentro algo nuevo cada día. A veces es un paisaje que me asombra, a veces una flor en el camino que me cautiva y muchas veces se trata de cositas diminutas, que me dicen lo mucho que aún me queda por ver.
Despues de empujoncitos que me dieron algunos amigos para que muestre mis fotografías, me atrevo a iniciar un blog. El objetivo es dar a conocer mis imagenes a las personas a quienes les apetezca.


jueves, 25 de noviembre de 2010

SANCTI PETRI - enfrente el castillo




Estuvimos uno de los días en Sancti Petri (Cádiz) hasta última hora de la tarde.
En un momento dado quedo iluminado el castillo por unos rayos de sol que han conseguido atravesar las nubes.

3 comentarios:

diminuto blog dijo...

Ahora está lloviendo mucho por allí.
Acabo de hablar con mi niña (en Vejer) y no hay quien pare.

Erna Ehlert dijo...

Hola Diminuto,


Si les llueve por allí esta muy bien.
La siguiente primavera será preciosa otra vez.
¿Tu niña conoce el “Joplin” en Vejer?
Es un bar y punto de reunión que frecuentaba mi hijo Daniel.

diminuto blog dijo...

Sí, Erna: en casa todos conocemos el Joplin. Llevamos muchos años en Vejer. Allí paso mucho tiempo durante el año.

Aunque ahora no salimos mucho de copas (casi nada), y excepto cuando organizan alguna actividad cultural. Y la verdad: tampoco salimos a esas actividades, porque sulen etrasarse en el comienzo hasta dos horas, y eso me parece una fata de respeto (y algo más).