mallorca es así también

Ya soy pensionista y sigo buscando caminos para expresarme, como durante toda mi vida. Ahora tengo una gran ventaja: más tiempo y más libertad. Lo mio es la naturaleza a la que tengo un tremendo respeto, este dónde este.
Desde hace cincuenta años soy Mallorquina venida de Alemania. En estos años he visto como hemos transformado esta isla tremendamente y sin piedad. Aun así sigue siendo una verdadera joya y quedan muchos sitios dónde la naturaleza aún está intacta.
Son estos sitios, tanto en la costa como en el interior de Mallorca, los que más me atraen. Con los años que disfruto de esta isla y su preciosa naturaleza, aún le encuentro algo nuevo cada día. A veces es un paisaje que me asombra, a veces una flor en el camino que me cautiva y muchas veces se trata de cositas diminutas, que me dicen lo mucho que aún me queda por ver.
Despues de empujoncitos que me dieron algunos amigos para que muestre mis fotografías, me atrevo a iniciar un blog. El objetivo es dar a conocer mis imagenes a las personas a quienes les apetezca.


martes, 23 de noviembre de 2010

LAS OTRAS FOTOS DE LAS DUNAS

Las dunas van cambiando su forma empujando las vallas de sujeción movidas por la acción del oleaje y del viento.
Dejan ver líneas ondulantes como las olas del mar.


5 comentarios:

frikosal dijo...

Ah si.

Yo las recuerdo de antes sin las vallas, eran realmente bonitas y se podía andar por allí buscando animales y plantas interesantes. Por ejemplo, los escarabajos peloteros que alimentaban a sus hijos con la caca de los bañistas. Ahora el 98% está urbanizado, es un paseo marítimo, y el 2% es de acceso prohibido. Es un asco.

Erna Ehlert dijo...

Frikosal,
es triste, pero por otra parte tenemos la suerte que aun quedan algunas costas preciosas intactas.

Proteger las dunas ha sido necesario.
Sobre todo en lugares donde hay mas presión por parte de visitantes poco respetuosos con la naturaleza.

Yo misma he visto hace unos cuantos años que un grupo grande de turistas habían alquilado pequeños todoterreno y se divertían haciendo carreras sobre las dunas en Cala Mesquida.

diminuto blog dijo...

Estoy de acuerdo con la regeneración de las dunas. He visto como en Cádiz, y en muy poco tiempo, se han recuperado especies de flora y fauna que ya eran pura anécdota, y bajo las huellas de automóviles que quieren aparcar junto a la costa. ¡Hasta un camaleón entre las dunas, descubrí en julio!

Pero ¡ojo!: el que alguna adminstración se preocupe de acotar un espacio para su protección, no significa -necesariamente- que ese espacio les importe un pimiento. Más bien intentan justificar acciones futuras con las que comercializar el litoral.

Creo recordar, Erna, que tu hijo vivió en Vejer siete años... La playa de El Palmar, sus dunas, han sido recuperadas en parte; pero después de hacerlo sólo queda una franja testimonial entre la mierda de edificios que van a construír y la mierda de deshechos de petróleo que flota en El Estrecho.

Erna Ehlert dijo...

Diminuto blog

Si, efectivamente, mi hijo trabajo durante siete años en Vejer (ahora en Rincón de la Victoria) y yo iba cada año a pasar las vacaciones allí, siempre me tocaba octubre y era una gozada disfrutar de las costas gaditanas.

Ya en aquellos años el siempre decía: Aprovecha ver estos lugares antes de que los destrocen.
Me duele leer y escuchar lo que pretenden hacer en el Palmar y por lo visto también hay un macroproyecto planificado por Barbate.

Y por aquí Mallorca he leído ayer que los hoteleros y turistas se quejan de la falta de infraestructura de las playas de la Colonia de Sant Jordi (Ses Salines).
Llevan y tiempo hablando de montar un paseo marítimo con toda su movida en una zona única y preciosa, una de las últimas que quedan en la isla Mallorca sin tocar.
Me produce un agobio grave al ver las pretensiones que hay detrás de todo esto.

diminuto blog dijo...

En fin: nos queda ser activos contra estos proyectos, que solo vienen a robarnos nuestro presente y el futuro de nuestros hijos.

Un placer, Erna.