mallorca es así también

Ya soy pensionista y sigo buscando caminos para expresarme, como durante toda mi vida. Ahora tengo una gran ventaja: más tiempo y más libertad. Lo mio es la naturaleza a la que tengo un tremendo respeto, este dónde este.
Desde hace cincuenta años soy Mallorquina venida de Alemania. En estos años he visto como hemos transformado esta isla tremendamente y sin piedad. Aun así sigue siendo una verdadera joya y quedan muchos sitios dónde la naturaleza aún está intacta.
Son estos sitios, tanto en la costa como en el interior de Mallorca, los que más me atraen. Con los años que disfruto de esta isla y su preciosa naturaleza, aún le encuentro algo nuevo cada día. A veces es un paisaje que me asombra, a veces una flor en el camino que me cautiva y muchas veces se trata de cositas diminutas, que me dicen lo mucho que aún me queda por ver.
Despues de empujoncitos que me dieron algunos amigos para que muestre mis fotografías, me atrevo a iniciar un blog. El objetivo es dar a conocer mis imagenes a las personas a quienes les apetezca.


sábado, 30 de agosto de 2008

PARÁSITOS EN LA NATURALEZA

Al ver la entrada del blog Macroinstantes sobre la avispa parásita me acordé de unas fotos que hice a un bicho que podría ser algo así.

Mi marido estaba recortando algunas ramas de un acebuche cuando se topó con esta oruga. La observamos y cuando capté lo que le pasaba me impresionó mucho y la situación me producía repeluz y rechazo.

Tal como estaba la oruga no parecía tener salvación.

Le hice fotos y ni siquiera las envié a mis amigos y familiares por lo cruel que me parecía. Envié tres fotos a un especialista en mariposas con una web en alemán y el me confirmó que se trataba de parasitismo.

Puse la ramilla con la oruga y sus enemigos (las pupas apenas median 4 milímetros de largo) en un tarro de vidrio para poder observar de qué clase de bicho se trataba.








5 comentarios:

Miguel Emele dijo...

Hola, Erna. terrorífica la imagen y la historia, desde luego. Yo también he sentido repelús al verla. Quizá porque me he imaginado a un españolito cualquiera envuelto por las pupas de la hipoteca, el coche, hacienda, y otras larvas de avispas que se alimentan de nuetra sabia. Uf! ¡Qué repelús!

@ngel dijo...

Impresionante documento!

Y las tenías guardadas? Eso hay que enseñarlo hombre!! :)

Un saludo Erna.

F.Javier Dorrego Mendez dijo...

Aunque las imágenes son impresionantes, es algo que ocurre con mucha frecuencia. Esas avispas son terroríficas. Saludos

treehugger dijo...

Magnifico documento. Que suerte tenemos los humanos de que no exista una avispa que nos parasite. Bueno, excepto las que menciona miguel claro

elfriki dijo...

Es algo terrible pero necesario porque sino muchos insectos se constiturían en plagas.