mallorca es así también

Ya soy pensionista y sigo buscando caminos para expresarme, como durante toda mi vida. Ahora tengo una gran ventaja: más tiempo y más libertad. Lo mio es la naturaleza a la que tengo un tremendo respeto, este dónde este.
Desde hace cincuenta años soy Mallorquina venida de Alemania. En estos años he visto como hemos transformado esta isla tremendamente y sin piedad. Aun así sigue siendo una verdadera joya y quedan muchos sitios dónde la naturaleza aún está intacta.
Son estos sitios, tanto en la costa como en el interior de Mallorca, los que más me atraen. Con los años que disfruto de esta isla y su preciosa naturaleza, aún le encuentro algo nuevo cada día. A veces es un paisaje que me asombra, a veces una flor en el camino que me cautiva y muchas veces se trata de cositas diminutas, que me dicen lo mucho que aún me queda por ver.
Despues de empujoncitos que me dieron algunos amigos para que muestre mis fotografías, me atrevo a iniciar un blog. El objetivo es dar a conocer mis imagenes a las personas a quienes les apetezca.


miércoles, 2 de octubre de 2013

Dibujos y teoría dedicado a Alinando de Ora marítima Cádiz

Estaba pensando en estos “dibujos” raros que se encuentran en viejas paredes que tú también has observado.
Los he visto y fotografiado en algunos edificios de varios lugares de nuestras islas.

Como me gusta encontrar el porqué de las cosas te intento describir mi teoría al respecto:
Donde más resaltan es en paredes que son de piedra con zonas atarracadas (enfoscadas) con mortero.
He observado que contra mas basto es el material, mas grande salen los dibujos.
En Ciutadella – Menorca  he visto dibujos en unas paredes que parecían haber sido atarracadas con material mas fino y resultaron más pequeños.
También en los jardines de Raixa antes de que fueran restaurados he encontrado estas formas curiosas en una pared muy antigua.

Ahora te explico a que conclusión he llegado mientras estuve atarracando las paredes de la planta baja de nuestra casa hace doce años.

Como no tenía práctica apliqué el sistema mas primitivo que era el mas cómodo para mi.
Al poner la última capa, la más fina, iba alisando con un trozo de porexpan y dejando caer un chorrito de agua mediante una botella de plástico a la que había hecho un pequeño agujero en el tapón
(he visto que los profesionales usan una esponja que van mojando en un cubo de agua).
Mis movimientos circulares y de vaivén  al alisar las paredes  cuando la pasta aplicada estaba ya bastante seca podían bien haber “pintado” dibujos como los mencionados.
Supongo que al alisar se va empujando el material que se va colocando según su grosor y consistencia. Lo comparaba cuando estuve haciendo cerámica y aplicaba engobes bruñidos.

Supongo que las paredes viejas a la intemperie al haber sido castigadas por el sol, la lluvia, el viento y otras agresiones como líquenes o similares se habrán gastado dejando estos “dibujos” formados por los materiales más compactados.



Estas dos fotos hice en 2004 en los jardines de Raixa



y estas dos son del mismo año tomadas en una fachada de casa de pueblo en Marratxí


1 comentario:

Alinando dijo...

Buenos días Erna. Me encanta leer tus conclusiones, sobre todo porque son las mismas a las que yo había llegado. También me pasa eso, que cuando veo algo extraño o curioso intento darle una explicación lógica. Cuando se compacta la mezcla sobre la pared, hay distintas densidades en relación a los movimientos de la mano de quien aplica e material. Las densidades más pequeñas son las que caen antes rendidas ante las inclemencias, por eso tienen formas circulares, es la forma de los movimientos al aplicar material.

Muchas gracias por dedicarme esta entrada, me ha hecho mucha ilusión.

Un abrazo y hasta pronto.