mallorca es así también

Ya soy pensionista y sigo buscando caminos para expresarme, como durante toda mi vida. Ahora tengo una gran ventaja: más tiempo y más libertad. Lo mio es la naturaleza a la que tengo un tremendo respeto, este dónde este.
Desde hace cincuenta años soy Mallorquina venida de Alemania. En estos años he visto como hemos transformado esta isla tremendamente y sin piedad. Aun así sigue siendo una verdadera joya y quedan muchos sitios dónde la naturaleza aún está intacta.
Son estos sitios, tanto en la costa como en el interior de Mallorca, los que más me atraen. Con los años que disfruto de esta isla y su preciosa naturaleza, aún le encuentro algo nuevo cada día. A veces es un paisaje que me asombra, a veces una flor en el camino que me cautiva y muchas veces se trata de cositas diminutas, que me dicen lo mucho que aún me queda por ver.
Despues de empujoncitos que me dieron algunos amigos para que muestre mis fotografías, me atrevo a iniciar un blog. El objetivo es dar a conocer mis imagenes a las personas a quienes les apetezca.


miércoles, 3 de julio de 2013

Sin paracaídas ...



No me explico porque tienen tanta prisa en saltar de los nidos. 

Aun les falta mucho plumaje para poder volar y están unos cuantos días muy expuestos  a los peligros.
Estos pequeños mirlos parecen más torpes que otros pájaros.


El pequeño de la foto es del tercer nido que hemos ido observando esta temporada alrededor de casa.
Saltó ayer a última hora de la tarde y se acercó demasiado a la reja del portal que da a la calle cuando Manolo lo cogió y lo puso más al abrigo de los arbustos.

Los padres habían soltado la alarma a tope. Por eso me conformaba con una única foto.

Después de un buen rato metiendo gran escándalo, al fin se calmaron y se dedicaron a alimentar al polluelo así como a sus dos hermanos igual de torpes.




2 comentarios:

Teresa dijo...

Erna, en mi finca también hay nidos de mirlo y de algún pájaro más, me gusta verlos pero me comen todas las frutas. Besos.

Jesús Dorda dijo...

Hay muchas razones que pueden impulsar a los pollos a salir del nido antes de tiempo: el hambre y el ansia por pedir comida a los padres, la falta de espacio si hay varios ya demasiado crecidos, los parásitos que dentro del nido torturan a los pobres pollos, incluso algún animal que se acercó demasiado al nido...
Es la fase más crítica de su desarrollo, solo los mejores salen adelante y logran esquivar los peligros.
Saludos.