mallorca es así también

Ya soy pensionista y sigo buscando caminos para expresarme, como durante toda mi vida. Ahora tengo una gran ventaja: más tiempo y más libertad. Lo mio es la naturaleza a la que tengo un tremendo respeto, este dónde este.
Desde hace cincuenta años soy Mallorquina venida de Alemania. En estos años he visto como hemos transformado esta isla tremendamente y sin piedad. Aun así sigue siendo una verdadera joya y quedan muchos sitios dónde la naturaleza aún está intacta.
Son estos sitios, tanto en la costa como en el interior de Mallorca, los que más me atraen. Con los años que disfruto de esta isla y su preciosa naturaleza, aún le encuentro algo nuevo cada día. A veces es un paisaje que me asombra, a veces una flor en el camino que me cautiva y muchas veces se trata de cositas diminutas, que me dicen lo mucho que aún me queda por ver.
Despues de empujoncitos que me dieron algunos amigos para que muestre mis fotografías, me atrevo a iniciar un blog. El objetivo es dar a conocer mis imagenes a las personas a quienes les apetezca.


lunes, 2 de abril de 2012

Lloseta - Oratorio Del Cocó


Había pasado muchas veces por delante del Oratorio Del Cocó de Nuestra Señora de Lloseta.
Cuando se llega desde Palma a menos de un km del centro de Lloseta a mano izquierda está bastante escondida detrás de eucaliptos y pinos esta pequeña edificación.
Siempre tenía ganas de pararme para ver a este lugar de cerca. Hace poco al fin hice realidad esta visita.
A su lado baja el torrente de Almadrà que viene del embalse de Cúber al lado del Puig Major, baja entre Els Tossals Verds  hacia Lloseta para seguir su camino  por La Puebla y Muro hasta la Albufera de Alcudia para verter sus aguas. Bueno, cuando lleva.
Después de aparcar el coche di un corto paseo para ver el panorama de las montañas y del pueblo bajo un cielo amenazador, pero muy bonito.
Me cruzaba con un hombre que a los pocos momentos estaba caminando por el lecho del torrente debajo del puente desde donde estuve mirando el oratorio, que está situado encima una enorme roca.
Me picaba la curiosidad. He visto que había bastante desnivel y me acerque, para encontrar a la izquierda, pocos metros ante el edificio una escalera de piedra que formaba un trocito de túnel para salir por un gran agujero en la roca al mismo torrente.
Este no llevaba ni gota de agua, así que aproveche y me paseaba un rato por su lecho.







No hay comentarios: