mallorca es así también

Ya soy pensionista y sigo buscando caminos para expresarme, como durante toda mi vida. Ahora tengo una gran ventaja: más tiempo y más libertad. Lo mio es la naturaleza a la que tengo un tremendo respeto, este dónde este.
Desde hace cincuenta años soy Mallorquina venida de Alemania. En estos años he visto como hemos transformado esta isla tremendamente y sin piedad. Aun así sigue siendo una verdadera joya y quedan muchos sitios dónde la naturaleza aún está intacta.
Son estos sitios, tanto en la costa como en el interior de Mallorca, los que más me atraen. Con los años que disfruto de esta isla y su preciosa naturaleza, aún le encuentro algo nuevo cada día. A veces es un paisaje que me asombra, a veces una flor en el camino que me cautiva y muchas veces se trata de cositas diminutas, que me dicen lo mucho que aún me queda por ver.
Despues de empujoncitos que me dieron algunos amigos para que muestre mis fotografías, me atrevo a iniciar un blog. El objetivo es dar a conocer mis imagenes a las personas a quienes les apetezca.


viernes, 10 de febrero de 2012

Lavanda y Romero - silvestres






Siempre es gratificante encontrarse caminando por el monte o a lo largo del mar.
Mas si por el camino nos encontramos con las bonitas flores y los aromas agradables de la lavanda o el romero.

3 comentarios:

Margó dijo...

Qué maravilla Erna!! Encontrarlas en la naturaleza es todo un regalo.
Me acuerdo cuando vi por primera vez toda una buena extensión de Lavanda Stoechas en la sierra de Gredos, no me lo podía creer, nunca la había visto crecer en libertad.. y aquello para mi fué un regalazo.
Es bueno saber de donde vienen las cosas y después además recordarlo.
Esto me lleva a pensar en un libro de Saramago, que si no leiste te recomiendo, seguro que te gustará. "La Caverna".

Bueno, del Romero a Saramago, así de repente y por la mañana.. jajaa
debe ser el sol, que veo asomar por la ventana jajaja!!

Espresso dijo...

I love lavanda!
Saludos :))

Erna Ehlert dijo...

Hola Margó,
si, he leído "La Caverna" y algunos más de Saramago.
Me gustan, aunque algunos duelen.