mallorca es así también

Ya soy pensionista y sigo buscando caminos para expresarme, como durante toda mi vida. Ahora tengo una gran ventaja: más tiempo y más libertad. Lo mio es la naturaleza a la que tengo un tremendo respeto, este dónde este.
Desde hace cincuenta años soy Mallorquina venida de Alemania. En estos años he visto como hemos transformado esta isla tremendamente y sin piedad. Aun así sigue siendo una verdadera joya y quedan muchos sitios dónde la naturaleza aún está intacta.
Son estos sitios, tanto en la costa como en el interior de Mallorca, los que más me atraen. Con los años que disfruto de esta isla y su preciosa naturaleza, aún le encuentro algo nuevo cada día. A veces es un paisaje que me asombra, a veces una flor en el camino que me cautiva y muchas veces se trata de cositas diminutas, que me dicen lo mucho que aún me queda por ver.
Despues de empujoncitos que me dieron algunos amigos para que muestre mis fotografías, me atrevo a iniciar un blog. El objetivo es dar a conocer mis imagenes a las personas a quienes les apetezca.


miércoles, 18 de enero de 2012

Gallo del tiempo - SIURELL



He visto muchos “gallos del tiempo” en los tejados de las casas.
Elaborados de muchas maneras, pero casi siempre con materiales metálicos.

He descubierto a este gallo  “Siurell” en casa de un amigo.

Para los que quieren saber más sobre el siurell añado la explicación de Wikipedia:


Origen
Elaborados desde tiempo inmemorial, los siurells (también siulets o xiulets, silbatos o silbadores) no son de origen musulmán. Especialistas como Rosselló Bordoy, Natacha Seseña o Corredor-Matheos aceptan su relación con la cerámica minoica cretense.1
Como instrumento se usó por ganaderos y pastores para controlar sus rebaños e incluso componer canciones que perviven en algunas danzas folklóricas mallorquinas. Figuritas y formas similares se dan en otras islas del Mediterráneo (Ibiza, Cerdeña o Creta), y también en la Península ibérica (por ejemplo los pitos de Andujar, asimismo silbatos de barro.
Descripción
El siurell es una figurilla de arcilla modelada rudamente con los dedos y sujeta sobre una peana a la que se adosa un silbato que da nombre al juguete-instrumento. Tradicionalmente está hecho a mano por mujeres (antes ayudadas también por niños). Una vez cocido, se sumerge en un baño de cal sujetando la figura por el silbato que de ese modo permanece limpio. Una vez seca la engalba de cal, se decora con rayas y puntos de varios colores -verde, rojo, azul, amarillo- obtenidos con simples anilinas disueltas en agua. Aunque este procedimiento, primitivo, barato y ecológico, aún se mantiene, la creciente demanda turística y el propio progreso han conseguido que la cal se sustituya por pintura blanca industrial y que se fabriquen piezas vidriadas.
Los modelos son muy variados: desde las figuras fantásticas, pseudo-míticas y misteriosas como animales, gigantes, demonios y enanos, hasta representaciones cotidianas, antes rurales y más reciéntemente post-industriales (motos, aviones, futbolistas). También ha evolucionado el tamaño: de los diez a veinte centímetros del pequeño siurell tradicional se ha llegado a figuras de hasta medio metro de envergadura.

No hay comentarios: