mallorca es así también

Ya soy pensionista y sigo buscando caminos para expresarme, como durante toda mi vida. Ahora tengo una gran ventaja: más tiempo y más libertad. Lo mio es la naturaleza a la que tengo un tremendo respeto, este dónde este.
Desde hace cincuenta años soy Mallorquina venida de Alemania. En estos años he visto como hemos transformado esta isla tremendamente y sin piedad. Aun así sigue siendo una verdadera joya y quedan muchos sitios dónde la naturaleza aún está intacta.
Son estos sitios, tanto en la costa como en el interior de Mallorca, los que más me atraen. Con los años que disfruto de esta isla y su preciosa naturaleza, aún le encuentro algo nuevo cada día. A veces es un paisaje que me asombra, a veces una flor en el camino que me cautiva y muchas veces se trata de cositas diminutas, que me dicen lo mucho que aún me queda por ver.
Despues de empujoncitos que me dieron algunos amigos para que muestre mis fotografías, me atrevo a iniciar un blog. El objetivo es dar a conocer mis imagenes a las personas a quienes les apetezca.


jueves, 1 de diciembre de 2011

DE PIEDRA






Las piedras me atraen ya de siempre.
Aparte de sus formas, texturas y colores, que por si ya seducen, hay este enigma que esconden en si mismo.
Es como si contasen historias.
Si se observan detenidamente se pueden escucharlas y entender algunas de estas historias.

2 comentarios:

Margó dijo...

En una playa que hay cerca de mi casa, hay una enorme piedra, cuyo nombre, la Xana del Caballar, es conocido por todos los vecinos. Se dice que es una Xana, (una especie de ada de la mitología asturiana, que suele vivir en las fuentes o cerca del agua.) que vivía en una cueva bajo un echizo, que un hombre la intentó salvar llevándola en brazos hasta la playa, pero allí los dos se convirieron es esa enorme roca, que tiene un forma muy bonita, y queda dentro del agua con la marea alta.

A mi también me gusta mucho esa inmovilidad, que las hace tan mejestuosas.. y además parece que siempre estuvieran allí y que siempre estarán.
En otra playa debajo de mi casa, hay una enorme roca negra, en la que me subía cuando era pequeña, ahora lo sigo haciendo, y pienso que la roca no ha cambiado nada, y cuanto he cambiado yo..pero le tengo mucho cariño y es muy especial ya que es la playa a la que voy desde niña.
Gracias por hacerme recordar estas historias.
un abrazo

Anónimo dijo...

Margó: me temo que te equivocas. El nombre de la peña de la que hablas es LA PEÑA'L CABALLAR, sin Xana. Estás confundiendo la leyenda de la Xana de Aguilar con el nombre de la peña.

Sin embargo, coincido totalmente contigo en lo que a la belleza de las playas de Muros se refiere.

Yo también voy desde hace años a ese precioso pueblo y allí me siento como en casa.

Susana