mallorca es así también

Ya soy pensionista y sigo buscando caminos para expresarme, como durante toda mi vida. Ahora tengo una gran ventaja: más tiempo y más libertad. Lo mio es la naturaleza a la que tengo un tremendo respeto, este dónde este.
Desde hace cincuenta años soy Mallorquina venida de Alemania. En estos años he visto como hemos transformado esta isla tremendamente y sin piedad. Aun así sigue siendo una verdadera joya y quedan muchos sitios dónde la naturaleza aún está intacta.
Son estos sitios, tanto en la costa como en el interior de Mallorca, los que más me atraen. Con los años que disfruto de esta isla y su preciosa naturaleza, aún le encuentro algo nuevo cada día. A veces es un paisaje que me asombra, a veces una flor en el camino que me cautiva y muchas veces se trata de cositas diminutas, que me dicen lo mucho que aún me queda por ver.
Despues de empujoncitos que me dieron algunos amigos para que muestre mis fotografías, me atrevo a iniciar un blog. El objetivo es dar a conocer mis imagenes a las personas a quienes les apetezca.


jueves, 27 de mayo de 2010

XYLOCOPA - abeja carpintera





Hace años que voy observando a este bicho (lo tenia como abejorro).
En la casa vieja de campo en las afueras de Pòrtol, donde vivíamos antes, me llamó la atención por su costumbre de perforar las flores para llegar al néctar. Sobre todo las flores de la Ipomea grandiflora siempre presentaban agujeros grandes pues el bicho simplemente las atravesó.

Ahora he conseguido fotografiar a esta abeja grande negra de alas azules sobre una Salvia chamaedryoides.
Buscando información estoy segura que es Xylocopa, pero no me atrevo identificar la especie.
Si amplían las imágenes se puede ver bien claro en dos de ellas que la abeja esta perforándola.
Se llama también abejorro carpintero, Holzbiene en alemán y carpenter bee en ingles
Y también ahora me explico lo que pasó en aquella casa con una vieja persiana de madera del cuarto de baño.
Un día se cayó con un estruendo y se quedo desmontada y muy rota, presentando en su interior túneles gruesos con unas larvas grandes negras, que en aquel momento no relacionaba con el “Abejorro – chorizo de néctar”. Aparte de llegar al néctar de las flores con violencia perforaba la madera para introducir sus huevos.
Parece mentira de lo que es capaz un animalito de estos.

5 comentarios:

frikosal dijo...

Es preciosa, desde siempre me ha gustado este bicho .. pero no sabía que fuera tan bestia.

Margot dijo...

Me quedo asombrada. Me encanta descubrir cosas tan curiosas.
Gracias.
Un abrazo.

consuelo dijo...

Que bonitos colores has captado!
Saludos!

Silvia dijo...

Qué abeja tan espectacular! La desconocía por completo.
Saludos

Karmen dijo...

Lo dicho, es increíble cómo cambia la visión de las cosas según te acercas a ellas... increíble...

Yo de lejos, si la veo me alejo unos 10 metros; de cerca igual me la llevo para casa :)