mallorca es así también

Ya soy pensionista y sigo buscando caminos para expresarme, como durante toda mi vida. Ahora tengo una gran ventaja: más tiempo y más libertad. Lo mio es la naturaleza a la que tengo un tremendo respeto, este dónde este.
Desde hace cincuenta años soy Mallorquina venida de Alemania. En estos años he visto como hemos transformado esta isla tremendamente y sin piedad. Aun así sigue siendo una verdadera joya y quedan muchos sitios dónde la naturaleza aún está intacta.
Son estos sitios, tanto en la costa como en el interior de Mallorca, los que más me atraen. Con los años que disfruto de esta isla y su preciosa naturaleza, aún le encuentro algo nuevo cada día. A veces es un paisaje que me asombra, a veces una flor en el camino que me cautiva y muchas veces se trata de cositas diminutas, que me dicen lo mucho que aún me queda por ver.
Despues de empujoncitos que me dieron algunos amigos para que muestre mis fotografías, me atrevo a iniciar un blog. El objetivo es dar a conocer mis imagenes a las personas a quienes les apetezca.


martes, 15 de diciembre de 2009

LA CUMBRE DEL CLIMA






Era una carretera estrecha que en Marratxí partía de la carretera Palma- Inca hacia Bunyola.
Era una de mis favoritas.
Por lo pequeña e irregular con sus caminos rurales se tenia que aflojar la marcha cuando la transitabas con el coche. Pero de esta manera se apreciaba un paisaje antiguo, que aun era uno de los más auténticos y bellos de nuestra isla.
Se ha tenido que morir.
Ha sido condenada por no servir para la velocidad que pedimos a la vida de hoy en día.
Ha muerto por el “bien del progreso”.
De paso tenían que morir muchos árboles arrancados y quemados.
Algarrobos, almendros, olivos, matas y pinos molestaban para la nueva gran anchura que tiene que tener esta carretera cuando resucite.

Hacia ya un tiempo que había leído de un proyecto de “adaptación” de este tramo pasando por Palmanyola a S´Esgleieta hasta la carretera de Valldemossa.
Pero no me lo podía creer.
Cuando vi la triste realidad no quería dar crédito a mis ojos.
Sentí un dolor tremendo.
Tenia ganas de gritar.
Estamos acelerando la muerte del planeta Tierra aquí mismo…

No servirá ninguna cumbre contra el cambio climático si no empezamos ya mismo a frenar a tope comenzando en lo pequeño.

1 comentario:

Karmen dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Erna. Es lamentable que seamos tan destructivos con todo lo que nos rodea, y muy triste :(

Abrazos indignados.