mallorca es así también

Ya soy pensionista y sigo buscando caminos para expresarme, como durante toda mi vida. Ahora tengo una gran ventaja: más tiempo y más libertad. Lo mio es la naturaleza a la que tengo un tremendo respeto, este dónde este.
Desde hace cincuenta años soy Mallorquina venida de Alemania. En estos años he visto como hemos transformado esta isla tremendamente y sin piedad. Aun así sigue siendo una verdadera joya y quedan muchos sitios dónde la naturaleza aún está intacta.
Son estos sitios, tanto en la costa como en el interior de Mallorca, los que más me atraen. Con los años que disfruto de esta isla y su preciosa naturaleza, aún le encuentro algo nuevo cada día. A veces es un paisaje que me asombra, a veces una flor en el camino que me cautiva y muchas veces se trata de cositas diminutas, que me dicen lo mucho que aún me queda por ver.
Despues de empujoncitos que me dieron algunos amigos para que muestre mis fotografías, me atrevo a iniciar un blog. El objetivo es dar a conocer mis imagenes a las personas a quienes les apetezca.


domingo, 17 de mayo de 2009

MINERAL DE COBRE


Hace algunos años mi hijo y mi nuera malagueña me llevaron a visitar los alrededores de Málaga y de paso visitamos una mina de cobre abandonada en el cerro de Santo Pitar. Bueno, si uno no sabia que allí había alguna vez una mina no lo diría.
Empezamos a mirar las piedras grises por allí arriba esparcidas. Se veían algunas con manchas y vetas de colores azules, turquesas, rojos, negro y dorados y cada uno recogimos unas cuantas. La mayoría eran trocitos pequeños de 2 a 3 cm.
Yo también me lleve unas cuantas de un tamaño de 6 a 8 centímetros por curiosidad.
Me acuerdo que mi maleta pesó una barbaridad a la vuelta a casa.
Pasado unos días rompí las piedras más grandes con un martillo para ver como estaban en su interior.
Una de ellas tenía una cavidad en el interior con colores preciosos. Como se había roto justo por la mitad, me quedé con una y la otra regalé al hijo de una amiga.

1 comentario:

Karmen dijo...

wow... es precioso ... la de cosas que nos perderemos por ahí porque a primera vista no nos dicen nada ¿verdad?