mallorca es así también

Ya soy pensionista y sigo buscando caminos para expresarme, como durante toda mi vida. Ahora tengo una gran ventaja: más tiempo y más libertad. Lo mio es la naturaleza a la que tengo un tremendo respeto, este dónde este.
Desde hace cincuenta años soy Mallorquina venida de Alemania. En estos años he visto como hemos transformado esta isla tremendamente y sin piedad. Aun así sigue siendo una verdadera joya y quedan muchos sitios dónde la naturaleza aún está intacta.
Son estos sitios, tanto en la costa como en el interior de Mallorca, los que más me atraen. Con los años que disfruto de esta isla y su preciosa naturaleza, aún le encuentro algo nuevo cada día. A veces es un paisaje que me asombra, a veces una flor en el camino que me cautiva y muchas veces se trata de cositas diminutas, que me dicen lo mucho que aún me queda por ver.
Despues de empujoncitos que me dieron algunos amigos para que muestre mis fotografías, me atrevo a iniciar un blog. El objetivo es dar a conocer mis imagenes a las personas a quienes les apetezca.


jueves, 7 de mayo de 2009

GATO NEGRO


He visto gente que tiene manía a los gatos negros.
A mi me gustan los gatos, los negros lo mismo que los de otro color.
Solamente una vez cogí una rabieta contra un gato negro:
Yo era niña aun cuando me habían regalado dos ratoncitos blancos.
Uno de los dos se escapó por un hueco en la pared de la casa y el otro lo pillo el gato negro de mi tía estando yo delante sin poder evitar el final del ratoncillo blanco, que desapareció en la boca del gato.

El de la foto era un gato que paseaba por el puerto de Valdemossa solito y nos hizo compañía mientras nos comíamos nuestros bocatas con la esperanza de pillar un bocado.
Se había puesto la banderita blanca de la paz en el pecho.

2 comentarios:

Karmen dijo...

Pues a mí también me gustan mucho los gatos, me da igual el color, y mi hermano tiene uno negro azabache PRECIOSO... pero lo cierto es que ninguno de los que he tenido se ha comido ratoncitos.

Sí recuerdo que, en una ocasión, un pájaro que se coló en casa (creo que era un osado gorrión) llevó un besito poco cariñoso de mi gatita, pero no lo mató... que no se queje :)

Marcelinho Fluminense dijo...

Hola: me senti algo identificado por tu post, me paso algo similar, de chico vivia en una semirural y mi familia tenia algunos animales, yo cuidaba a las gallinas y a sus crias, los pollos o pollitos como les decimos en esta parte de sudamerica. Un dia unos gatos silvestres que merodeaban mi casa, se dieron una gran panzada con mis pollitos, grrrrrrrr, desde ahi les agarre flor de bronca a los gatos, jajaja.
saludos desde Argentina
Marce